Smokingourtime

Smokingourtime

19 jun. 2013

Let her go

No nos damos cuenta de nada. Pasamos por la vida sin fijarnos en los pequeños detalles, dando importancia a estupideces, vamos deprisa, sin parar a respirar y fijarnos en lo que nos rodea. 

Diste más importancia al dinero que a ella. Diste más importancia no poderla invitar al cine, al teatro, a un museo o a cenar, diste más importancia no poderla recoger en la puerta de su casa, no poder llevarla a Madrid en tu coche, creías que con eso ella sería feliz y te amaría, pero olvidaste la esencia del amor. 

Ella era feliz cogiendo el bus y yéndote a ver al trabajo, ella era feliz con tu mirada, esa mirada brillante y penetrante, ella era feliz cuando la mirabas, te acercabas, y la decías "es que te comía enterita" en bajito para que los clientes no lo escuchasen, ella era feliz cuando la besabas cuando no había clientes, ella era feliz en esa tienda cerrada con las luces apagadas, viéndote recoger y mientras bailar haciendo el tonto. Ella era feliz acompañándote a pasear al perro aunque la diese miedo y no se pudiese acercar a ti para besarte o abrazarte, pero ella era feliz viéndote con tu perro jugar. Ella era feliz en el parque alejado del pueblo, tumbada en la cima de la montaña junto a ti, rodeada de preciosas vistas, margaritas y de tus brazos. Ella era feliz cuando estaba con tus amigos o con los suyos y junto a ti. Ella era feliz cuando os fumábais un porro y no parabais de reír. Ella era feliz tumbada en tu cama, la encanto cuando se quedó dormida tras una semana de exámenes en la que solo quería verte y la despertaste con un beso y un "amor, vas a llegar tarde". Ella era feliz cuando aparecías donde estaba ella con sus amigos sin que ella supiera nada. Ella era feliz con tus dibujos de buenos días que la mandabas por whatsapp. Ella era feliz con solo mirarte, podría haber tenido un día de mierda, pero era verte y todo se la olvidaba. Ella era feliz cuando vuestros cuerpos se fundían en uno, conseguías hacerla la chica especial que nunca se había sentido, conseguías que te quisiese a ti y a ella misma, conseguías sacarla su mejor sonrisa, tenías un poder que nadie había conseguido tener sobre ella, tenías el poder de hacerla feliz solo con tu presencia.

Ella no iba deprisa por la vida, daba importancia a los pequeños detalles, respiraba y se fijaba en lo que la rodeaba. Tú sin embargo, preferías lo material, y al no tener todo lo material que deseabas caíste en una tristeza continua, llegaste a perderla de tus brazos porque ella no soportaba verte infeliz por ese motivo, ella intentaba buscar tu felicidad pero tu la soltabas la mano, ella decidió buscar su propia felicidad sin ti por mucho que la doliese, pero a veces las mejores decisiones son las más dolorosas.

1 comentario:

  1. Escalofríos: ÉL.

    me encantó.


    Oye, si te apetece puedes pasarte por aquí:
    http://es.trendtation.com/marketplace/user/llull

    Estoy intentando vender mucha de la ropa a la que ya no le doy uso, y que pocas veces me he puesto. La mitad del dinero que consiga será para una asociación de animales de mi ciudad.

    Un saludo

    ResponderEliminar