Smokingourtime

Smokingourtime

31 may. 2015

Instantes hechos momentos

La vida son momentos,
yo estoy hecha de momentos,
tú estás hecho de momentos,
pero lo mejor,
son los instantes que forman nuestros momentos.

Amo el momento en el que me llamas para decirme que ya estás abajo,
mirarme al espejo,
ver que mis labios están los suficientemente rojos para marcarte en mi primer beso,
bajar las escaleras corriendo
y verte en el coche al final de la pasarela.

Amo el momento en el que cantas conduciendo,
adoro mirarte sin que te des cuenta,
pero sobre todo,
adoro ver la cara de concentrado que pones cuando aparcas,
estás demasiado sexy
como para no poder controlar mis impulsos.

Amo que me des la mano en el coche,
pero MÁS los semáforos en rojo
y que me beses,
esos instantes son demasiado.

Amo el momento en el que buscas mi mano
para caminar siendo un nosotros.

Amo enfadarnos como si de dos niños inocentes se tratase,
jugar al aquí te pillo, aquí te beso,
que me pilles y
me agarres por la cintura,
sonrías por tu logro,
y me beses,
en serio,
lo amo.

Amo desaparecer del mundo,
hacer de un sitio tenebroso un lugar mágico.
Amo tu manera de hacerme arder,
hacerte arder,
hacernos arder,
hasta quemarnos.
Me has reconciliado con la pasión,
...y de que manera...

Amo tus caricias,
en serio,
no sé que tienen tus manos,
pero en la vida me habían acariciado tan bonito.
Cuando tus manos recorren mi cuerpo yo viajo a no sé donde,
porque te aseguro que en la vida me han hecho sentir así.

Amo rozar tus labios,
memorizar con caricias tu cuerpo,
abrazarnos,
ser uno,
podría dedicarme a ello toda una vida.

Amo cuando me dejas en casa,
que salgas del coche,
me abraces,
me beses,
despedirnos es lo más difícil para mi desde que te conozco.
Sin embargo,
he de reconocer,
que también amo el momento de soledad subiendo la escaleras,
porque es cuando me doy cuenta de todo,
de que quiero seguir viajando en este tren sin billete de vuelta contigo como compañero
y además,
si me lo permites,
compartir una maleta de recuerdos.



Palacio Real

Gracias a ti he vuelto a creer en el amor,
algo normal cuando encuentras un amor recíproco.
Lo más importante no son las mariposas en el estómago,
las sonrisas que me dibujas,
tus besos,
tus caricias,
tus abrazos,
tus miradas,
tu forma de separarme del pasado,
no son todos los "tus" que me hacen sentir como si buceara los mares de Kefalonia.

Los "tus" son cosas obvias cuando te reencuentras con el amor
y MÁS si es contigo.

Lo esencial,
especial,
único de nuestra historia,
lo que me hace volar sin temor son todas las cosas que me aportas
sin ser consciente de ello...
Gracias a ti no tengo miedo a mi futuro,
a ser adulta,
a crecer
y saber cuando dejar de ser Peter Pan.
Siento que puedo conseguir todo,
saltar las barreras de las inseguridades y hacerme con todo.

Además,
he aprendido a saborear la soledad,
no quiere decir que no te eche de menos cuando no estoy contigo,
sino que ahora puedo comer sola en un césped sin temor a no estar rodeada de conocidos,
soy capaz de viajar al fin del mundo sola pero acciones que se suelen hacer acompañado,
no,
incapaz.

También he aprendido a quererte y no necesitarte,
sino estás donde yo estoy no me sumerjo en un estado de incomodidad permanente,
de querer estar allí donde estés,
algo que me ha pasado con otras personas,
quizá haya madurado o sea tu forma de hacer todo fácil.

Gracias,
GRACIAS,
por aparecer en mi vida,
enseñarme a comerme el mundo,
a salir de mi zona de confort
...y tú sin darte cuenta...

No quiero decir que si te vas no sea yo,
no,
las personas llegan justo cuando tienen que llegar,
y tú llegaste cuando necesitaba dejar saltar a mi Peter Pan.


9 may. 2015

De mil maneras

Me quedaría una eternidad durmiendo en tu pecho,
desayunando besos y huevos en el microondas.

Desde hoy me declaro adicta sin posibilidad de desintoxicación de tus caricias,
besos,
miradas
y abrazos.

De tu manera de mirarme,
que me hace olvidar el pasado
y que mi escudo se rompa en mil pedazos.

De tu manera de acariciarme,
de tus manos que cierran una por una las cicatrices que recorren mi cuerpo.

De tu manera de sonreírme que me lleva a la felicidad extrema,
porque te aseguro
que desde que existe un nosotros,
he conocido a la felicidad plena.

De tu manera de cuidarme que me hace sentir como una princesa de cuento
pero sin dragones, brujas, sapos, ogros o madrastras.

De tus espasmos antes de dormir que me recuerdan tu presencia,
que no puede pasar nada
y que si me caigo en un precipicio en mitad de la noche,
tú me salvarás.

De tu manera de abrazarme y besarme,
me llevas a la Luna,
y me haces tocar las estrellas,
sabiendo a ciencia cierta que ese viaje no tiene billete de vuelta.

Desde hoy me declaro adicta a tu manera de hacerme sentir infinito.

30 ene. 2015

Sin nombre

Ojalá nunca perdamos el niño que llevamos dentro,
sobre todo la parte de decir o hacer sin miedo a caer,
el poder de actuar sin pensar,
sin dar mil vueltas a lo que pueda pasar
porque al final,
por miedo a marearnos
dejamos todo como está.

Ojalá tuviera el valor de decirte
que no quiero ser tuya,
que no quiero que me pertenezcas,
pero que me encantaría pasar más tiempo contigo,
y más si es a solas.

Que hace tiempo que una caricia no revolucionaba tanto mis chacras,
imagínate lo que me producirías con un beso,
besos que nunca existirán por falta de valor.

Que me encantaría ser invisible
para poder mirarte sin que te des cuenta,
es que no sabes lo difícil que es,
y cuando me pillas,
cuando nuestras miradas se cruzan,
es como si me dieran un calambrazo,
un calambrazo que me devuelve a cruda realidad.

Pero peor es intentar escucharte,
digo intentar porque es prácticamente imposible.
No eres consciente de los ojos que tienes,
grandes,
un poco caídos,
marrón intenso,
y unas pestañas que embelesan,
una mirada que esconde más de lo que muestra.
Intento no mirarte a los ojos para poder atenderte,
pero
joder
no sé si es peor tu boca,
tu sonrisa,
tienes la sonrisa de pícaro perfecta,
que cuando se junta con la mirada,
enamoraría a la tía más fría del mundo.

Que me encantaría gritarte lo que siento,
gritarte que me dan igual tus cadenas
que acaban con tu libertad
porque sé que tú no quieres eso
pero eres demasiado cobarde para enfrentarte a la incertidumbre,
a la comodidad,
y lo digo yo,
que escribo esto en un papel.

5 ene. 2015

2014

Este año las memorias del 2014 han llegado más tarde, en el 2015, pero no me sentía inspirada hasta ahora.


((((Está mal escrito, mi objetivo es leerlo el año que viene, y escribirlo aquí es la única forma de no perderlo, no hace falta que lo leas))))


El 2014 no ha sido un año donde haya ido a muchos sitios pero si he aprendido mucho. Quiero destacar el viaje a las Fallas de Valencia con mis tres guapuras, un día entero en la playa y por la noche fiesta, pero sobre todo creé lazos con una persona que al principio de curso me caía muy mal. Este año también he ido a Lisboa, otro viaje exprés pero acompañada de lo mejorcito de la Uni, como siempre. No soy muy de fútbol pero si de viajar y de fiestas por lo que no dudé en irme y menos si es con ellas. Mi último viaje fue en verano a Mojácar con mis dos chicas preferidas, estuvo muy bien, sobre todo los momentos en el apartamento y en nuestro rinconcito de playa donde no había nadie (no había nadie porque era la zona rocosa y había erizos, hasta que no le pico uno a una de mis amigas, no nos dimos cuenta), esa semana fue genial con ellas, sobre todo las risas al cambiar los muebles del apartamento para poder dormir las tres en una misma habitación y el famoso barco de Marta que aquella noche la mareó un poco por culpa de la puta Lola. Para finalizar el verano me fui con mi mitad al pueblo, momentos de tranquilidad, deporte, fiesta, y antiguos amores de verano, del pueblo quiero destacar el placer que me dio decir NO al chico por el que tanto fui detrás hace dos veranos. Otro momento "top" por así decirlo de este año fueron las fiestas de mayo, yo ya sé porque.

Ahora viene lo bueno, este año dije adiós a mi peor pesadilla, aquel chico del 2013 que supuestamente era genial porque cambió mi vida. Después de sufrir tanto por su "sí", finalmente estuvimos juntos durante unos momentos, digo momentos porque en realidad fueron dos tardes maravillosas, tiernas, protagonizadas de besos y risas, pero todo se quedó en dos tardes. En cierto modo si que cambió mi vida, porque me empujó a valorarme y a quererme pero a la vez me destruyó, es como si riegas una flor que esta a punto de morir y luego la estrujas con tus manos, actos que nunca entenderé. También ha cambiado mi vida a mejor desde que no está, no tengo miedo a nada, soy consciente de lo que soy y de esto me dí cuenta cuando vi que no me merecía, ahora me como el mundo, lucho por mis metas y no dejo que nada me lo impida. También es cierto que por su culpa o gracias a él, valoro mucho más cuando un chico se acerca a mi, no me dejo engañar, controlo más mis emociones y se cuando realmente me gusta alguien o cuando no. Es curioso que cuando derrumbé el muro con su nombre comenzaron a llegar chicos a mi vida, duraban un par de citas pero porque realmente sé lo que quiero y lo que no, quizá hace un año hubiese terminado saliendo con alguno de ellos pero actualmente sino me llena, sino siento una energía especial, lo descarto, siempre podré tener una amistad con ellos pero ellos nunca quieren (p, d, i). También he aprendido que lo que tanto criticaba, no está tan mal y más si lo pasas bien.

Mi 2014 esta protagonizado por una despedida de miedos, miedo a que él no estuviera y el miedo a hacer cosas sola. Una vez superado el primero, tocaba superar el segundo, y no sé por qué no lo hice antes. Siempre he querido hacer teatro así que me apunté una asociación cultural de mi Universidad, de momento no hemos hecho teatro pero si algo parecido, un "Apocalipsis Zombie", un juego de roll del cual estoy muy orgullosa, sobre todo porque fue la primera vez que actué y me dijeron que lo hacía muy bien y que me dedicará a ello. Mi papel era la mujer del científico malo y estaba en la cafetería llorando por la pérdida de mi anillo de casada y los concursantes tenían que ayudarme a buscarlo por unas cajas llenas de cosas asquerosas, fue bastante gracioso. Pero lo más importante de haber vencido este miedo son las personas TAN MARAVILLOSAS que he conocido, creo que somos personas que tenemos un potencial muy grande y que nunca  hemos sacado a la luz por miedo pero que juntos sacamos ese potencial y podemos llegar a crear cosas maravillosas. Estoy orgullosa de cada uno de ellos y hacen que sea increíble cada momento que estoy junto a ellos, ya se han ganado parte de mi corazoncito, son más que geniales.
Además, por primera vez, recite uno de mis poemas o textos ("Putadas más grandes han habido"), como lo queráis llamar, lo hice en el mejor sitio, y fui presentada por Carlos Salem, uno de los mejores. Quiero destacar que antes de recitar, me regalaron el taper de poemas, y que me hizo mucha ilusión y más si me lo regala Marcus.

En el 2014 sigo con mi gente maravillosa pero hay veces que las personas deciden irse de tu vida, sin más, sienten que ya no eres imprescindible en su vida y dejan de hablarte, esto me ha pasado con una persona pero bueno.

La nochevieja fue sin ropa interior roja, sin vestido nuevo, y sin tacones, pero me lo pasé genial, quizá me este haciendo mayor y este dejando de dar importancia a cosas tan absurdas como la ropa o hacer que todo sea especial comprando mil cosas cuando lo importante soy yo misma y como quiero sentirme.

Espero que mi 2015 sea como el fin de mi 2014, y seguiré luchando por lo que quiero y espero cumplir todos mis propósitos.


1 dic. 2014

Un hola,
apago la pantalla,
móvil boca abajo,
Borgore a todo volumen,
solo quiero que el bus vaya más deprisa,
pero que no choque,
ni mi yo interior tampoco.
Cierro los ojos,
me empapo en la música,
no quiero pensar,
no quiero recordarte,
no quiero dejar de odiarte,
no te quiero,
miro la pantalla,
leo un "hola, qué tal?",
mi yo interior choca de lleno,
te recuerdo,
te pienso,
te quiero.

Mape

Estudiar, 

trabajar,

casarte, 

tener hijos. 

MORIRNOS EN VIDA

Eso dicta la sociedad y sino lo haces parece que no formas parte del rebaño. Te miran raro y creen que todo lo estás haciendo mal. Me parece un error BRUTAL. Os estás equivocando. Vida solo hay una y tienes que hacer todo lo que te apetezca en cada momento y sientas que es mejor para ti. Por qué no olvidamos que el objetivo de esta vida es ser feliz y no hacer lo que los demás quieran que hagamos. Os invito a cometer locuras, arriesgar, caer y levantarte (no veáis que reconfortante es). escapar si quieres escapar, no tener miedo a quererte y a buscar tu felicidad porque, amigos míos, la felicidad no llega por arte de magia. Equivocaros de camino, disfrutar de los pequeños detalles, sacar cosas buenas de la rutina, disfrutar de las sonrisas, preocuparos y amad a vuestra familia y amigos y dejar de estar pendiente de ese Whatsapp que nunca llegará.

Romped las reglas, vivid y sed felices.