Smokingourtime

Smokingourtime

29 dic. 2013

Eres como...

Quitarse unos tacones después de una noche de fiesta,
la canción que me hace dejar la copa y bailar sin importar nada, 
el baile antes de la ducha, en sujetador y bragas, 
el mirarme al espejo y sentirme bella,
el sprint que la semana pasada no era capaz de conseguir,
el concierto que tanto deseé,
la canción que canto a gritos aunque rompa los cristales,
quitarme el sujetador después de un largo día, 
el té verde con mandarina que tanto me gusta,
el pijama de ositos feo pero calentito,
la cama que no quiero dejar cuando suena el despertador, 
la carcajada que me hace llorar y me impide hablar, 
las lágrimas de alegría al sentir que soy feliz sin razón, 
la canción más motivante que bailo (salto) hasta teniendo vestido,
el camino hasta casa acompañado de música, soledad y pensamientos, 
el sueño agradable del que no quiero despertar, 
los caramelos de menta que pican a rabiar,
el primer ferrero roché de las Navidades, 
la lluvia sin paraguas,
los viajes largos,
el metro sin gente a las tantas de la noche, 
pero a la vez eres como la sensación que tenía cuando era pequeña y me metía en la cama sin luz, oscuridad completa, donde la imaginación volaba y creía que iba a venir la bruja mala, 
ir tarde a un sitio y que solo haya impedimentos para llegar a tu destino, 
la ilusión perdida por algo, 
el vodka que bebo creyendo que es agua,
la cuesta que nunca acaba cuando vas corriendo, 
la canción que suena al despertarme que me encantaba y ahora odio, 
la espera de algo que sé que nunca llegará pero que sigo teniendo esperanza, 
frustración cuando quiero inspirarme y esa inspiración no llega,
un cigarrillo ducado,
el examen que estudié y suspendí, 
el tren que se va cuando llego, 
la carrera de la media al salir de casa cuando voy a un sitio arreglada, 
eres como el placer que me dá dormir cuando estoy horriblemente cansada aunque sepa que voy a dormir tres horas. Eres como el cigarrillo después de hacer el amor, que sé que es malo pero es irresistible.
Eres, resumiendo, odiosamente imprescindible en mi vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario